Actualizada 24/03/2017

Saga de Frédéric Poison de Víctor M. Mirete

Mostrando entradas con la etiqueta Relatos breves. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Relatos breves. Mostrar todas las entradas

martes, 23 de mayo de 2017

Afrofuturo(s) de Varios autores

Sinopsis:

Cinco relatos afrofuturistas que abordan algunos temas clásicos de la ciencia ficción, como el viaje en el tiempo y el control mental, y otros más actuales, como el medioambiente, el transhumanismo y el mundo digital.
Distopías para reexaminar el pasado y cuestionar el presente, desde una perspectiva afrodescendiente, que homenajean a figuras como Katherine Dunham, Prince, Bootsy Collins y Earl Lovelace, y nos pasean por mundos imaginarios o tan reales como Rucker Park, la legendaria cancha de baloncesto callejero de Harlem.



Opinión:

Hoy voy a hablaros de un género que no leo con frecuencia y que es raro encontrar reseñado en mi blog. Lo más cerca que he estado del género, ha sido de mano de autores como Julio Verne, Brandon Sanderson o Felix J. Palma con su famosa trilogía victoriana que gira alrededor del escritor H.G. Wells, y hay que reconocer, que estos escritores dejan el listón demasiado alto para los que vienen después.
Esa ha sido toda mi incursión en el género de la Ciencia Ficción, y no es que no me guste, porque las series y películas me encantan, pero las novelas me exigen una reflexión demasiado sesuda y una aportación extra de imaginación que me satura si la obra es demasiado extensa.

Cuando me ofrecieron este libro, vi la puerta abierta va profundizar más en este tipo de historias.
Se trataban de cinco relatos breves y cuyo contenido iba desde los viajes en el tiempo, los últimos días de la humanidad o a la experimentación sobre la raza humana.
Cinco relatos, y aquí llega la sorpresa, escritos por autores africanos, algo que rompe el estereotipo sobre lo que escriben los autores de ese continente o más bien, sobre quiénes escriben ciencia ficción.

Estos relatos no son tan solo una lectura, son una invitación a reflexionar sobre el mundo que nos rodea y sobre todo, hacia donde va.
La mayoría de ellos están escritos en primera persona, aportando una subjetividad a lo narrado. Todos utilizan un lenguaje sencillo, incluso en algunos momentos atrevido y sobre todo lo que más llama la atención, es el grado de imaginación volcado en unos argumentos que resultan coherentes.
Los finales quizás pueden resultar algo bruscos, pero creo que ahí entra en juego también la imaginación del lector.

El que más me ha gustado, sin duda, es la historia de un arqueólogo que escucha una transmisión sobre los últimos días de la humanidad. También el de un científico que asegura haber descubierto como viajar en el tiempo y que se enfrenta a un policía escéptico.

La lectura me ha parecido interesante, una buena forma de introducirme de forma ligera, en la gran diversidad de temas que trata la ciencia ficción.



lunes, 1 de mayo de 2017

Todos los caminos llevan a India de Loreto Hernández

Sinopsis:

30 impulsoras de un proyecto solidario en África.
Segundo título de la colección de libros solidarios con la que queremos rendir un homenaje a diferentes mujeres que tienen mucho que enseñar. El anterior, “Todos los caminos llevan a África”, fue elegido el mejor libro sobre mujeres en los EE.UU., entre miles de títulos presentados por 18 países.
 “Cada paso que una da y cada experiencia que una asimila, cada éxito y cada error te conduce a comprender de forma más clara lo que debes hacer a continuación y lo que funciona bien y lo que no”, comenta Anna Ferrer (Fundación Vicente Ferrer) en el prólogo. Una opinión compartida por las protagonistas del libro, mujeres anónimas pero enormes en sus logros. Sus proyectos están ordenados por temáticas en los cinco capítulos del libro.
Hay una razón que las protagonistas de este libro comparten: formar parte de la solución. Ayudar. Algunas porque la vocación les llevó a marcarse rumbos lejanos, otras porque el propio viaje les despertó su dimensión más humana para devolver apenas un poco de lo recibido. Todas ellas, porque comprendieron que el mundo es un lugar a medio hacer en el que cada uno ha de aportar lo que mejor sepa hacer.

Opinión:

Es pensar en la India, y nuestro cerebro tira rápidamente del recuerdo, procesando infinidad de imágenes de vivos colores, rojos, amarillos, naranjas y ocres inundan nuestras retinas.
Nos dejamos embriagar por el olor de especias como el curry o la cúrcuma, la canela o el cardamomo; por el aroma del té; o simplemente nos dejamos seducir por el simbolismo de la flor de loto... y es que nos dejamos guiar y persuadir totalmente por los sentidos.

Pero la India no es solo el país de Bollywood o de ese festival de primavera conocido como el de los colores, el Holi.
India es mucho más y tiene una cara menos conocida, menos bucólica y quizás difícil de comprender para el occidental y que por supuesto no sale retratada en los anuncios de las agencias de turismo.
Lo primero que nos sorprende es lo arraigadas que se encuentran algunas creencias y supersticiones, y es que nos encontramos ante un país de grandes contrastes.
Lo realmente surrealista, es que ante la verdad, tendemos a cerrar los ojos o alzar un muro que nos impide ver la realidad.

La India mantiene un rígido sistema social.
El sistema de castas sigue vigente y los más perjudicados de ese sistema es el 17% de la población: Los dalit o intocables. Podríamos decir que existen 300 millones de personas que viven con menos de un dolar al día, pero sería más exacto decir que lo hacen con menos de 50 céntimos.
Existen comunidades regidas por estrictas normas de pureza e impureza, normas que sitúan a las mujeres en la parte más baja y perjudicada de la pirámide social.
Un 80 % de los matrimonios son concertados, es una sociedad estrictamente patriarcal, donde la mujer es un bien económico con el que negociar y cuando una mujer se convierte en viuda, pasa a formar parte de un grupo social marginado.

A lo largo de seis capítulos, iremos conociendo la historia real de la India.
30 relatos contados íntegramente por mujeres comprometidas que se embarcaron en proyectos solidarios.
Las historias que se cuentan son de lo más diversas. Tienen como protagonistas a niños, a mujeres adultas, a los intocables, aunque quizás las mujeres, son los personajes más recurrentes.
Y es que en la India, las niñas y las mujeres son las que sufren de mayor indefensión. La mujer es la que carga con todo el trabajo, la que educa y lleva el salario a casa, la que aguanta en silencio la violencia, ya que en esa sociedad, tal y como se indica en uno de los relatos, el 98% de los padres son alcohólicos y se gastan lo que ganan en beber.

Las ediciones que nos ofrece la editorial Casiopea, siempre resultan de lo más cuidadas. Las fotografías de este libro iluminan las páginas a pesar de ser en blanco y negro o más bien habría que decir que lo que ilumina, son las vidas de los protagonistas anonimos, esos que nos ofrecen historias cargadas de emociones, con sus miradas cálidas que transmiten paz y alegría.

Lo cierto es que es un libro para dosificar su lectura.
Hay relatos que logran conmover, que hacen que algo se mueva dentro de ti. Todos llevan el nombre de la cooperante y después un pequeño título, pero yo he creído que lo mejor, a la hora de citar los que más me han gustado, es omitir esos nombres y centrarme en los verdaderos protagonistas, las personas de las que se habla en las narraciones.

Del space a Calcuta.
Búfalos para ganar dinero.
Informática para todos.
Dos mujeres y un destino: Benarés
Los microcréditos de Benarés
Las joyas de Rajasthán
Un té junto al Himalaya
En la cima del mundo
Más que mil palabras.
Amor vs lepra
Y todos y cada uno de los relatos que forman el capítulo seis, Detrás del sari, donde se retrata la problemática de las niñas y las mujeres en India.

Realmente es un libro muy recomendable, cargado de historias que dejarán huella.



jueves, 30 de marzo de 2017

Para leer al anochecer. Historias de fantasmas de Charles Dickens

Sinopsis:

Charles Dickens estuvo interesado durante toda su vida por los fenómenos misteriosos. Su natural inclinación hacia el drama y lo macabro hicieron de él un extraordinario escritor de cuentos de fantasmas.
Para leer al anochecer presenta trece de las más célebres y espeluznantes historias de fantasmas escritas por Dickens —«El fantasma en la habitación de la desposada», «El juicio por asesinato», «El guardavías», «Fantasmas de Navidad», «El Capitán Asesino y el pacto con el Diablo», «La visita del señor Testador» o «La casa encantada», entre otras—, en una nueva traducción al castellano. Villanos que mueren ahorcados, mujeres misteriosas que encargan retratos desde el más allá, marinos desaparecidos que hacen visitas inesperadas a los vivos, viajeros victorianos que se encuentran con siniestros niños en oscuros caserones… Puro talento gótico.

Opinión:


Introducción.
El antes y el después de la Literatura Gótica

Las historias de fantasmas con el paso de los años, como ya ha sucedido con otros géneros, han terminado adaptándose a los tiempos.
Si antes los espectros solo aparecían en casas solariegas, grandes mansiones, abadías o cementerios, por citar algunos escenarios, en la actualidad cualquier sitio es bueno para que un ente sobrenatural haga de las suyas.
En la época de Dickens, las apariciones fantasmales se mostraban ante nosotros, de aspecto, tal y como habían sido en vida y cumplían con una función moralizante.
Nos mostraban el mal realizado, nos pedían ayuda y/o se manifestaban con el fin de avisar a modo de premonición, eso sí, siempre después de dar la media noche, cuando una tímida luz iluminaba la habitación, y en muchas ocasiones tras escucharse el sonido de  una campanilla.
En cambio ahora, el fantasma atormenta por el mero hecho de molestar.
Tiene potestad para aparecerse a cualquier hora y en cualquier lugar, siempre rodeados de grandes cambios de temperatura, apagones de luz, objetos que se mueven o se rompen, e incluso haciendo uso de la violencia. Pero lo mejor o lo peor, según se mire, es su apariencia escalofriante.
Hoy en día no se concibe un fantasma que no sea terrorífico y un poco gore, porque lo del gore es algo fundamental.

Y os estaréis preguntado ¿qué ha ocurrido con el romanticismo que fijó su vista en ellos, que los mostró como seres condenados a vagar por toda la eternidad, arrastrando tristeza y soledad y penando por el crimen realizado? pues que como otras muchas cosas, ha evolucionado, y en este caso, no para mejor...

Consejos para leer al anochecer.

La verdad, porque todo hay que decirlo, es que aunque hayan surgido de la virtuosísima pluma de Dickens, en esta ocasión nos enfrentamos a unos fantasmas un poco light, cosa que por otro lado, no impide disfrutar plenamente de las situaciones en las que se hacen visibles y de otros detalles, combinados a la perfección, de los que ya hablaré.
Sabiendo de antemano que no transmiten mucho miedo, me permito daros un consejo:
 para leerlos hay que ponerse en situación.
Elegir preferiblemente la noche, y aún mejor, si podemos leerlos con lluvia o viento golpeando los cristales, con niebla o con cualquier otro fenómeno atmosférico de fondo, mientras contemplamos de soslayo, como oscilan las llamas de la chimenea, el que la tenga ¡claro está!, y el que no, pues tendrá que conformarse echando mano de unas simples velas.
Porque lo interesante, es que estos relatos no transmiten terror o angustia, pero la forma de narrar nos invita a sumergirnos en la época victoriana, en un intento de dar de lado a la razón y donde algunos de sus individuos, extremadamente susceptibles, se arrojaban sin temor, en brazos de la creencia espírita.
Estas historias, donde cuesta distinguir si se tratan de sueños o realidad, llegan a confundir al lector, dejando algunas de ellas incluso el final algo abierto para no privarnos de elucubrar.

13 relatos de fantasmas.

Nos enfrentamos a 13 relatos breves, algunos de ellos corresponden a fragmentos extraídos de otros relatos más extensos, pero hay que aclarar que fueron escritos, narrados o publicados en distintas fechas, por lo que la fecha que aparece en algunos lugares como 1852 es meramente orientativa.

Según mi gusto, los mejores son:
Fantasmas de Navidad.
El fantasma en la habitación.
Cuatro historias de fantasmas.
El guardavías.
La visita del Señor Testador.
La historia del retratista.

En lineas generales, el libro me ha gustado, a pesar de que como he dicho, los fantasmas asustan más bien poco y muchas veces, las historias prometen más de lo que ofrecen.
Lo que más destaca es la forma de narrar y el uso que se da a algunos detalles casi impercetibles, y que se convirtieron en las características principales que definieron al género gótico.
Este género surgió como reacción al Racionalismo, el siglo XVIII, el siglo de las luces, de la ilustración y creían que todo podía explicarse mediante la razón.
A mitad de ese siglo surge esta nueva corriente, que más tarde asentaría los cimientos para el Romanticismo.
En narrador elegido para estas historias suele ser en primera persona, un estilo directo con el que se apela constantemente al lector,
De los fantasmas y de los escenarios ya he hablado al comienzo, así que poco hay que añadir.
Los personajes están claramente estereotipados.
Los señores, inteligentes y enigmáticos, las señoras, frágiles y delicadas, y los criados por lo general asustadizos, algo que sus señores achacan a la falta de conocimientos.
En la mayoría de los relatos, al personaje principal tiene dificultad para identificar si se trata de un sueño o de realidad y también es frecuente ver como el protagonista se ve arrastrado en saltos temporales, viajes en el tiempo y en el espacio, a los que lógicamente también está invitado a asistir el lector.

Dickens, al igual que otros muchos escritores de la época, se sintieron atraídos por  lo sobrenatural y también se dice de él, que muchos de estos relatos, fueron surgiendo de su cabeza intentando dar explicación a vivencias propias que no supo explicar.
Según los grandes expertos, en sueño de un niño con una estrella, relato que también se incluye en este libro, se refleja la añoranza por los familiares desaparecidos y curiosamente los protagonistas de esa historia, podrían representar al hermano y hermana de Dickens fallecidos cuando el era solo un niño. Pero eso sería hilar muy fino, y realmente ¿qué autor no refleja una parte de su vida en sus textos?
Lo que sí sabemos a ciencia cierta, es que Dickens logró reflejar fielmente la sociedad de la época, la gran diferencia entre clases sociales y en estos relatos, consiguió una atmósfera que incluso hoy en día logra seducir al lector.



viernes, 24 de febrero de 2017

El millonario de Venance Konan

Sinopsis:

Mientras los dos ancianos hablaban, Aladji reflexionaba a toda velocidad. Veía cómo se esfumaban sus sueños de ir a La Meca y casarse con la pequeña Fatoumata. Todo por culpa de esos dos viejos que habían ido a recordarle que el Corán prohíbe los juegos de azar. 

La vida de Aladji, vendedor de corderos e imán en un barrio humilde, da un vuelco cuando su hijo Mohamed gana un premio de la lotería. Se enfrenta entonces a un dilema vital: seguir los preceptos del Corán, y renunciar al premio, o entregarse a los sueños de una vida más fácil. O intentar convencer a todos, también a él mismo, de que las dos vías son compatibles. Solo hace falta una buena capa de retórica. Y poca vergüenza.
Una fábula sobre el dinero y su capacidad de transformar los principios. Un relato sobre los deseos legítimos de una vida mejor en tiempos de crisis y las ambiciones no tan lícitas que se persiguen a cualquier precio.

Opinión:

Venance Konan nos ofrece con esta pequeña fábula, una crítica que nos invita a reflexionar, donde los principios, los sueños y sobre todo el humor se dan la mano.
Narrada en tercera persona, con un estilo sencillo, el narrador muchas veces nos indica a través de su tono, el gran absurdo de la situación relatada.

Aladji es imán en un barrio humilde.
Como buen musulmán, sabe que jugar a la lotería o a cualquier otro juego de azar está prohibido, pero ¿está mal beneficiarse del premio que ha ganado uno de sus hijos? ¿irá eso en contra de los preceptos religiosos?
El gran dilema no tarda en llegar.
Dos de los más respetables ancianos del barrio, le recuerdan cuales deben ser sus obligaciones como imán, y le invitan a renunciar en público al premio.
En ese momento, el orgullo, el estar en entredicho, sumado a la necesidad y los sueños sin cumplir, abren la puerta a una lógica aplastante un poco maquillada, y el arte de persuadir termina aliándose contra las obligaciones morales y las contradicciones muchas veces absurdas de la religión.

El lector al igual que Aladji, se verá perseguido por las dudas y sobre todo, arrastrado en la búsqueda de alguna solución impredecible pero beneficiosa para el protagonista.

Venance Konan a través de pequeñas pinceladas, va creando ante los ojos del lector un pequeño cuadro costumbrista, donde conoceremos como es la vida diaria en el seno de una familia polígama, pero no se detendrá ahí, también ofrece una crítica social y política, donde seremos testigos de esa característica que parece ser un requisito indispensable para gobernar, ya sea en gobiernos del tercer mundo o de países desarrollados, la corrupción.


lunes, 21 de diciembre de 2015

VII Premio internacional relatos de mujeres viajeras 2015

Sinopsis:

Elegidos entre medio millar de textos participantes en esta iniciativa que va por su VII edición, los relatos de este libro invitan al lector a viajar a los confines del planeta de la mano de autoras inéditas que sorprenden y emocionan. Ediciones Casiopea y mujeresviajeras.com sacan a la luz nuevas plumas viajeras.
Una de las propuestas más valientes del panorama literario español.
Patricia Almarcegui, escritora.
Un relato colectivo del mundo con voz de mujer.
Programa de radio la maleta azul.
Mujeres que unen su pasión por viajar con la de la literatura con un resultado en forma de premio.
                         Agencia Efe.
Opinión:

Ya os he hablado en otras ocasiones de esta editorial que destaca siempre por la cuidada edición de todos los libros que publican.

El tamaño del libro, la maquetación, las imágenes elegidas y su disposición en él, animan al lector a sumergirse en cada nuevo relato, convirtiendo la lectura en puro placer.

Lo primero que encontramos tras la presentación de Pilar Tejera, creadora del portal Mujeres Viajeras que da título al certamen, son los tres relatos premiados en este VII concurso internacional celebrado en 2015.
A continuación, una selección de historias clasificadas por temática y bajo los títulos:
Encuentros en el camino, Reflexiones, Familia, Infancia, Amistad, A solas en el camino, Amores y desamores y Miscelaneos.

Una antología de relatos que nos invita a viajar a través de la lectura, porque como decía Emily Dickinson:  
Para viajar lejos, no hay mejor nave que un libro.

Los libros de relatos, parece ser que están considerados como género menor.
No es muy frecuente encontrar una editorial que dé prioridad a la publicación de un compendio de relatos sobre cualquier otro género literario. Y es que a día de hoy, no podemos negar, que la novela cuanto más voluminosa sea parece que llama más la atención, acaparando el número uno en ventas. Ahí también tenemos parte de culpa los lectores, confundimos frecuentemente cantidad con calidad, queremos llevarnos el libro más gordo al mismo precio y olvidamos que los libros de relatos pueden brillar como cualquier otra obra maestra, sea del género que sea.
Por lo tanto es de agradecer a ediciones Casiopea, que año tras año mantenga viva esta aventura que comenzó su andadura allá por el 2009; convoque el certamen y edite el libro.

Los relatos ocupan una página o dos y aunque como es lógico, no todos nos gustarán, la mayoría sorprenden al lector por el estilo literario, el rico lenguaje, su calidad creativa y el magnetismo de sus historias; sencillas de leer, sí, pero que tocan en lo más profundo de nuestro ser, dándonos ese pequeño pellizco en el corazón o formándonos un nudo en la garganta; porque los hechos que narran muchas veces superan la ficción.


Viajaremos atravesando medio mundo, de la India a Panamá, pasando por Nepal o Macedonia. Narraciones sencillas y conmovedoras que nos llegan de manos de mujeres valientes, narradoras anónimas e inusuales, que lograrán emocionarnos y arrancarnos alguna lágrima; porque sus historias hablan de personas reales, no de personajes de ficción.
Relatan lo que ven en sus viajes, lo que sienten, intentando plasmar en sus diarios la humanidad que se esconde tras un simple gesto, la solidaridad, las ganas de ayudar sin recibir nada a cambio, la humildad y ganas de compartir lo que es escaso e incluso en ocasiones nulo.


Como es de recibo, voy a citaros algunos de los relatos que más me han gustado e incluso emocionado. No están todos los que son, pero sí son todos los que están.
Hija de Ajima, La rana Juana, A píe desde Grecia hasta Turquía, La riqueza del más pobre, Namasté Sumita, El viaje de Arundhati, Haworth abril 2015, por citar algunos...
Es un libro destinado a los amantes de aventuras, a todos aquellos que quieren viajar sin moverse del sitio, a los que se sofocan ante lecturas arduas, a los que aman la fotografía, o simplemente, a los indecisos que buscan regalar un libro y no saben por qué género literario decidirse.
Todos ellos, encontrarán en esta excelente selección de relatos viajeros, diseñada con gusto, la obra indispensable con la que adornar nuestra estantería preferida.


lunes, 16 de marzo de 2015

Aromas del atardecer de Pilar Lou

Sinopsis:

“Aromas del atardecer” es un conjunto de narraciones de géneros variados. Surgen de la imaginación de esta autora que encuentra en su madurez la tranquilidad para plasmar las vivencias de una vida teñida de otoño y de las diversas personalidades de la humanidad. De tal manera que encontramos aromas de fantasía, de realidad, de terror, de humor, de erotismo, de tristeza o de melancolía… aromas de personas que regresan, que recorren caminos distintos y se adentran en mundos reales e imaginarios. La vida y la muerte desfilan por estas páginas. Son relatos construidos con la multitud de estos aromas, que recogen la instantánea de un momento o los recuerdos de toda una vida. Añoranzas que se pierden en un universo teñido de tristes colores, o miedos inventados. Imaginación y realidad se mezclan para entretener al lector que quiera aventurarse a leer estos escritos.

Opinión:

Aromas del atardecer, es un libro de relatos que abarca distintas temáticas.

El libro a grandes rasgos destaca por la habilidad de su autora para conectar con el lector a través de relatos muy breves. Quizás, porque lo que se narra en ellos. se hace con una prosa agradable y sencilla, pero sobre todo, porque son pequeños fragmentos de realidad, temas cotidianos.
Otra cosa que también sorprende, es la maestría con la que crea y enhebra las historias. Por ejemplo, en uno de ellos comienza hablando de algo tan sencillo como un paraguas y termina describiendo las sensaciones íntimas de una mujer.

Los relatos como he comentado tocan distintas temáticas.
Encontraremos algunos que hablan del amor, de la inocencia, otros de humor, otros que profundizan en la tristeza, la añoranza o la melancolía, e incluso hallaremos alguno de terror.
Todos terminan conectando con el lector por un motivo u otro.

Cabe destacar entre esta selección de 33 relatos breves, algunos que me han llamado especialmente la atención por diversos motivos.
Los hay, que se quedan dando vueltas por tu cabeza durante bastante tiempo y te obligan a releerlos de nuevo.

Una mujer caída, Se rompió el paraguas, El viejo retrato, La pecadora, Siempre leyendo, La vendedora de los caminos, La carrera de Luis, Un respeto a los inocentes, El regreso, Las historia de mamá, El coleccionista y La huida, son algunos de los que os comentaba que he vuelto a releer, por el solo placer de hacerlo.

Historias que enganchan, sencillas pero que trasmiten sentimientos y que nos demuestran una vez más, que no es necesario crear historias con argumentos rebuscados.
Tan solo con salir a la calle y mirar a nuestro alrededor podemos vislumbrar en él historias prometedoras. Eso sí, es necesario tener la capacidad para aderezarlas con imaginación y buena prosa, como en este caso lo consigue Pilar Lou.


viernes, 30 de enero de 2015

Breve análisis sobre tres relatos cortos basados en el personaje de Jack el destripador



Como ya os indiqué en la pestaña de Propuestas he dedicado el mes de Enero al personaje de Jack el Destripador.
Por ese motivo os invité a leer el libro de Robert Bloch La noche del destripador

Pero no me he quedado ahí,  he seguido buscando libros donde apareciese la figura de este siniestro personaje y casi por casualidad, dí con dos libros compuestos por relatos breves donde se incluyen tres, que curiosamente hablan sobre él.
Tan solo se trata de una curiosidad, pero me he propuesto, de forma excepcional, hacer un breve análisis sobre estas narraciones mencionadas.

Curiosamente uno de estos libros es una antología de relatos de terror escrito por un autor que os sonará... Robert Bloch en 1962, y fue publicado bajo el título de:
"Suyo afectísimo, Jack el destripador"


Relatos que lo componen:
La brujita
Los creadores de fantasías
Suyo afectísimo... Jack el Destripador
Los ojos de la momia
El absceso
La casa del hacha
La capa
Los escarabajos
El Dios sin cara


En este libro se incluye la narración, Suyo afectísimo... Jack el Destripador, de veinte páginas, que considero bastante original...
¿Y si Jack el destripador hubiese descubierto la forma de prolongar su vida?
¿Cómo lo habría logrado?
¿Y si durante todo este tiempo, hubiese estado viajando alrededor del mundo?
¿Podrían achacársele a él algunos asesinatos de nuestra época?

El argumento es surrealista, pero no podéis negarme que al mismo tiempo original.

La historia nos lleva a Chicago en 1943, cuando Sir Guy Hollis embauca a un psiquiatra Americano para ir tras la pista de Jack el destripador.
Sir Guy Hollis es un inglés adinerado, totalmente obsesionado con la figura de Jack y que a lo largo de su vida ha ido acumulando un montón de pruebas y documentos.

Y hasta aquí puedo contaros...

El otro libro del que os he hablado es de 1967 y se publicó bajo el título de:
"Visiones peligrosas I"

El encargado de hacer esta recopilación de relatos de Ciencia ficción, fue Harlan Ellison y contó con Isaac Asimov para realizar el prólogo.
El señor Ellison había leído el primer relato sobre Jack el destripador del que os he hablado, incluido en Suyo afectísimo... y propuso a Robert Bloch que escribiese otro para incluir en este libro, donde se barajase la posibilidad de que Jack viviese en el Futuro.
A Robert Bloch le pareció bastante interesante la idea y ofreció un relato muy breve para incluir en esta antología y que se encuentra publicado bajo el título de Un juguete para Juliette.

A continuación Harlan Ellison escribió lo que podría considerarse como secuela, aunque él más bien lo considera un Feedback literario ya que se inspiró totalmente en Un juguete para Juliette a la hora de escribirlo, le pareció buena la narración de Bloch y la continuó en El merodeador en la ciudad al borde del mundo que encontraréis también, en Visiones peligrosas I.

Relatos que lo componen:
El canto del crepúsculo
Moscas
El día siguiente a la llegada de los marcianos
Jinetes del salario púrpura
El sistema Malley
Un juguete para Juliette (Robert Bloch)
El merodeador en la ciudad al borde del mundo (Harlan Ellison)
La noche en que todo el tiempo escapó

Un juguete para Juliette de Robert Bloch tiene solo 20 páginas, pero a eso hay que restarle el prólogo, lo cual lo convierte en un relato brevísimo.
En un futuro lejano, donde los habitantes viven recluidos en cúpulas, porque el mundo tal y como lo conocemos ha dejado de existir.
Donde no se puede salir al exterior porque está contaminado por varias hecatombes nucleares.
En un futuro donde existe la máquina del tiempo,  Jack cae en manos de alguien mas sádico y perturbado que él.

A grandes rasgos, esa podría ser la sinopsis.
Es cierto que de unos relatos tan breves no se puede decir mucho, solo puedo invitaros a que los leáis y saquéis vuestras propias conclusiones.
De este en concreto diría que me ha parecido algo flojo, con un final demasiado precipitado, pero debemos ser realistas y entender que nos encontramos ante una narración de Ciencia ficción, por lo tanto no vamos a hallar en ella, lo mismo que encontraríamos si el relato fuese de terror o ambientado en la época victoriana.

En el tercer relato, El merodeador en la ciudad... de Harlan Ellison quitando el prólogo nos quedamos con aproximadamente 40 páginas, que también se leen en un suspiro, pero que pasa a convertirla en la narración más extensa de las tres.
Si la narración de Bloch me pareció floja, considero que esta no tiene de donde cogerse. Me ha aburrido... En Un juguete para Juliette el final podría parecer sin desarrollar, muy rápido, pero en esta parte a Ellison se le fue la cabeza y se dejó llevar por la emoción del momento. Es como si hubiese escrito un relato y no supiese por donde salir, y eso que el asegura que al leer el cuento de Bloch le sobrevino un ataque máximo de inspiración... Lo que el considera un cuento innovador yo lo considero más que aburrido, quizás porque no frecuento la lectura de este género literario.

Robert Bloch, parece que escribió bastante influenciado por el asesino de Whitechapel, pero no solo él. Muchos han sido los escritores que se han basado en este personaje, lo cual me hace plantearme una pregunta.
¿Por qué sigue triunfando este género de novelas de terror con personajes sangrientos como Jack?
Como ya he mencionado anteriormente alrededor del personaje de Jack se ha creado mucha leyenda, eso podría ser lo que le ha dado impulso, pero también creo que los asesinatos ocurran en 1888, en 1943 o en el 3037, siguen siendo asesinatos... y si encima esos crímenes no están resueltos, ayudan a alimentar la imaginación del lector.

La violencia  ha existido desde los albores de la humanidad. Es como un ente que se retroalimenta, incluso me atrevería a decir que no solo de violencia, también de morbo.
En todos los géneros, histórico, ciencia ficción, en cualquiera, incluso en novela romántica, encontramos siempre algún tipo de violencia, tanto explícita como implícita. Nos costaría encontrar una obra donde no aparezca.
Quizás ese sea el motivo de que este género de novelas cuenten con tantos adeptos.
Pero no me hagáis mucho caso, porque esto, tan solo es una reflexión propia.

Volviendo al tema que tratábamos, los relatos en general, me han parecido originales, al margen de que unos me hayan podido gustar o decepcionar. Como esta entrada ha sido escrita de forma excepcional y no he leído todos los relatos que se incluyen en cada uno de los libros, tampoco voy a entrar a dar una valoración ni puntuación sobre ellos.
Me quedo con la parte positiva, algo que debemos extraer de todas las lecturas. Para mí estas narraciones ha sido una forma distinta de seguir leyendo sobre el personaje de Jack el destripador, sin caer en el error de repetir una y otra vez la misma historia en la misma época.