Actualizada 24/03/2017

Saga de Frédéric Poison de Víctor M. Mirete

Mostrando entradas con la etiqueta Pedro Feijoo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Pedro Feijoo. Mostrar todas las entradas

viernes, 20 de diciembre de 2013

Los hijos del mar de Pedro Feijoo


Sinopsis:

«Pues ahora viene lo mejor. Resulta que hoy un tipo muy raro nos ha llevado en su lancha hasta la isla de Ons, y allí nos ha enseñado la entrada de esta zona del mundo al infierno. ¡Al mismísimo infierno, nada menos! Y ahora estamos tú y yo aquí sentados, tomando tequila después de casi doce años. Tú debes de pensar que todo esto es una locura, y yo, simplemente, ya no sé qué pensar... ¿Cómo lo ves?». Simón Varela, arquitecto, es un reputado especialista en construcción de gallineros, chiringuitos de playa y otras chapuzas por el estilo. Su fina ironía y su instinto para sobrevivir son sus dos puntos fuertes. Por eso, un encargo de restauración en la finca de una de las familias más poderosas –y turbias– de Vigo le resulta tan sorprendente como alarmante. Sin embargo, la revelación de un inesperado secreto familiar que le incumbe y la belleza adictiva de una mujer a la que no quiere renunciar le impulsan a quedarse y a afrontar la situación como lo haría un personaje de Raymond Chandler, pero en versión gallega y ciertamente poco glamurosa.


Opinión:

Sigo con mi incansable afán de demostrar que en este país, contamos con una amplia plantilla de grandes escritores.
A ver si de una vez por todas, dejamos de valorar como mejor todo lo que viene de fuera y abrimos los ojos ante lo que nos ofrece el producto nacional.
Que no sólo tenemos buenos jamones en este país, la literatura por suerte, también es de calidad y debemos estar muy orgullosos de lo que es Made in Spain.

Y supongo que ahora, os estaréis preguntando a que viene este comentario, pues muy sencillo.

En novela policíaca, negra, de intriga, tenemos tendencia a elegir autores extranjeros, cuando resulta que nosotros, contamos con una selección excelente de escritores que triunfan en estos géneros.

Unicamente nos dejamos seducir por el renombre del escritor y después nos quejamos cuando nos dan gato por liebre.
Basta comprobar las estanterias de las principales librerías o hacer una consulta rápida en internet, para ver, que aquí la literatura de esta temática empieza a escribirse con letras mayúsculas.

Dicho esto, nos centramos en esta novela.

Reconozco que cuando empecé a leer esta novela, lo hice un poco empujada por la curiosidad, ya que en todos los lugares donde se la citaba, hablaban maravillas de ella.
Ahora he podido comprobar que todas esas opiniones no exageraban.

Mi opinión es que no es una novela que necesite del aval de la crítica, al fín y al cabo los comentarios terminan por desaparecer tarde o temprano y dando un tiempo prudencial, nadie recuerda quién fue aquel que dijo que era buena o el lugar dónde lo leyó.
Lo que si perdura es la calidad de una obra y esta de la que os hablo hoy, tiene de sobra para defenderse a sí misma.

Pedro Feijoo nos demuestra desde las primeras páginas el buen uso del lenguaje que hace.
Al principio nos embauca en una narración pausada y sencilla, invitándonos a disfrutar tranquilamente y a saborear un argumento sólido.
Según vayamos adentrándonos en la historia, esta variará el ritmo, tornándose ágil.
Una carrera vertiginosa hacia donde el lector se verá empujado, intentando resolver los enigmas de los que son piezas clave los protagonistas.

Una historia muy completa, que mezcla a partes iguales intriga, suspense y aventuras.
Todo ello acompañado de una buena dosis de historia bien narrada y excelentemente documentada.

Los personajes no están descritos de una forma clara y concisa.
El autor unicamente hace un ligero esbozo sobre ellos, que resulta más que suficiente para que el lector se haga una idea clara de como son.
En esta historia lo importante por encima de todo son los hechos, que serán los que capten al cien por cien nuestra atención.

Para terminar sólo añadir, que una novela de buena calidad es como un buen cóctel.
Sólo será posible si contamos con buenos ingredientes.
En esta obra se mezcla la maestría literaria de Pedro Feijoo y un bello escenario donde transcurre la acción, que no es ni más ni menos que la ciudad de Vigo.
Como veis una elección perfecta como telón de fondo para una historia de aventuras, de intriga y de leyendas de piratas.