Última saga actualizada 10/10/2017

Saga Sargento Carmelo Domínguez de Fernando Roye

Mostrando entradas con la etiqueta Marta Rivera de la Cruz. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Marta Rivera de la Cruz. Mostrar todas las entradas

miércoles, 3 de junio de 2015

Hotel Almirante de Marta Rivera de la Cruz

Sinopsis:

Cristina Sanjuan es una joven madrileña que ha elegido una habitación del Hotel Almirante en Ribanova para morir.
Aunque nadie en la ciudad la conocía, Cristina tiene un motivo para seleccionar el escenario de su suicidio.
La muerte de la muchacha supone un cambio definitivo en los planes de Rosalia Leal, la directora del hotel y el último miembro de la saga familiar: inesperadamente, su destino de soledad, que parecía irremediable, se mostrará con un nuevo rostro, una nueva realidad cargada de esperanza.



Opinión:

Ya sabéis que tengo dos escritoras fijas a las que siempre recurro cuando no sé que leer.
Una es Irène Némirovsky y la otra Marta Rivera.

El primer contacto que tuve con Marta Rivera fue a través de la novela La vida después, y a partir de ahí, he ido leyendo casi todas sus obras dando un tiempo prudencial entre unas y otras.
Sabéis que me gusta su forma de escribir, eso queda bastante claro en las reseñas, por lo tanto, no voy a entrar a repetir lo dicho con anterioridad.
Tampoco voy a volver a hablaros en profundidad de Ribanova ni de los personajes. Pero creo que si queréis conocer toda la trayectoria de esta escritora hay algunas cosas que debéis conocer de antemano.

Hace uso de una prosa exquisita que deja su impronta en los lectores.
Las tramas de sus novelas son sencillas y coherentes. No aparecen sobrecargadas y la atmósfera que crea para cada una de ellas termina atrapando al lector sin remedio.
Sus obras contienen historias que se disfrutan, se saborean lentamente mientras vamos extrayendo toda la belleza que se esconde tras sus páginas.
Cada vez que termino una de las novelas de esta autora me embarga una nueva sensación de asombro. Sus narraciones son un aliciente, despiertan nuestra imaginación, todos nuestros sentidos se reactivan recreándose gozosos en los ambientes y escenarios a los que nos transporta a través de sus relatos.

Lo más importante para mí son los personajes.
Dinámicos, con personalidades muy marcadas que permanecen en el recuerdo y dotados con una capacidad extraordinaria que no encontraréis en ningún otro libro.
Los personajes se escapan de las novelas de Marta Rivera una vez acabadas y tienen el don de aparecen como por arte de magia nuevamente en otras.
Los hay de dos tipos.
De carne y hueso, y otros que acaparan nuestra atención pero que distan mucho de ser tangibles.
Esos personajes a los que me estoy refiriendo son el Hotel Almirante, la Librería el Unicornio y la ya citada ciudad, entre otros.
Como he dicho no son de carne y hueso, pero logran hacerse un hueco y acaparar no solo el interés del lector, sino que también la acción influyendo de forma directa en el ritmo narrativo.

Ribanova es un lugar mágico que logra escapar del paso del tiempo. Es como si su muralla detuviese el movimiento de las agujas del reloj.
Yo considero a esa ciudad como el personaje más importante, el alma, de las novelas de Marta.
El resto de personajes solo se vuelven reales porque habitan allí. Sin Ribanova, esas tramas que van entrelazando a un personaje con otro no resultarían reales, los personajes se esfumarían como devorados por la bruma, y la librería El Unicornio, junto con el Hotel Almirante hace tiempo que habrían cerrado sus puertas.

En esta novela de la que hoy os hablo y que ya tiene unos añitos (2002) se volverán a cruzar las vidas de varios personajes.
Por una parte está Cristina.
Una madrileña que aparece muerta en una de las habitaciones del Hotel Almirante y de la que en un principio desconoceremos todo.
De esa forma tan directa comienza la novela que como veis en un principio parece que será policíaca. Pero no os dejéis engañar, el relato dará un giro y terminará siendo una obra donde se entremezclan varios géneros.
Como ya habéis visto de nuevo Ribanova será el nexo de varias historias, aunque aquí cede un poco de espacio al Hotel Almirante, quien nos presentará a sus fundadores y las extraordinarias historias que giran a su alrededor.
Una novela donde los aromas y sabores cumplen una función primordial, porque las referencias culinarias serán constantes.

Puede haber quien piense que el final queda un poco abierto, pero a mí personalmente me gustan las novelas que dan por terminada una historia dando pie a que otra comience. Esas novelas animan a que el lector se imagine el futuro a corto o largo plazo de los personajes principales. Son finales que nos invitan a imaginar.

Otro punto positivo es que nos reencontraremos con Juan Sebastián Arroyo. Un personaje entrañable, una especie de pariente colectivo para todos los vecinos de Ribanova al que los lectores asiduos de Marta Rivera no hemos tardado en adoptar. También hará acto de aparición Marcial de Soto, propietario de la Libreria el Unicornio.

Una pequeña joya que os animo a leer y que junto al resto de novelas de esta escritora crean un ambiente cargado de exquisito realismo mágico. Un libro que muchos escritores desearían contar como propio, con un comienzo sencillo pero con un argumento absorbente y sorprendente.


lunes, 9 de diciembre de 2013

La boda de Kate de Marta Rivera de la Cruz

Sinopsis:

La reposada Kate Salomon lleva una existencia tranquila y plácida en una casa de Ribanova, donde vive con otras dos amigas. Regenta una librería y ha heredado una pequeña fortuna después de la inesperada reedición de las poco exitosas novelas de su tío. Pero esta calma se rompe el día de su 72 cumpleaños, cuando ocurre algo inesperado: Forster Smith, el hombre al que rechazó tres veces y del que estuvo enamorada desde los veinte años, se presenta ante su puerta con un ramo de rosas y una proposición de matrimonio. A partir de ahí, la vida de Kate -y la de sus dos amigas- girará en torno a la preparación de esta boda, con la que no todo el mundo está de acuerdo... en especial la familia de Kate, que teme que Forster Smith acabe con la herencia que esperan recibir. La atmósfera de la ciudad, el encanto de Kate y el romanticismo de una historia de amor que dura ya medio siglo harán que todos vayan olvidando sus intereses personales y colaboren en hacer de la boda de Kate Salomon un acontecimiento inolvidable.

Opinión:

Los que me seguís habitualmente, ya conoceréis mi pasión por todo lo que escribe Marta Rivera.

En esta novela vuelve a acercarnos a la preciosa ciudad que ha creado, Ribanova, demostrando una vez más las excelentes dotes narrativas que posee.
Para los que no conozcáis sus bellas historias os pongo en antecedentes.

La Ciudad de Ribanova no existe físicamente, aunque sí lo hace en todos y cada uno de los corazones de todos sus seguidores.
Me gustaría saber quién de sus lectores no ha deseado coger un tren y bajarse en la estación de esa bonita ciudad a la que nos acerca Marta Rivera, o pernoctar en el hotel Almirante.
Para mí es una ciudad encantadora, que cuenta con algo que podría denominar como realismo mágico.
Una ciudad atemporal.
Donde el tiempo parece detenerse una vez que atraviesas sus murallas.
Ribanova es el nexo común entre muchas de las historias de esta autora que utilizando ese recurso convierte sus relatos en únicos y especiales.

La ciudad aparece en muchas de sus obras junto con el hotel Almirante y la librería el Unicornio, pero también lo harán algunos personajes que parecen saltar de forma mágica de una novela a otra.
Juan Sebastián Arroyo será uno de los que nos visitará de nuevo en esta obra.
Un personaje entrañable y encantador, que logrará hacerse un hueco en nuestro corazón, aunque también harán acto de presencia otros muchos entre los que veremos a Anna Livia.

Aquí quiero hacer un breve inciso para comentaros que las obras de Marta Rivera no son una saga.
Son libros de lectura independiente que en algún momento hacen guiños hacia otras de sus obras.
Por explicarlo de una manera sencilla.
Algunos personajes logran escapar de la narración para la que fueron creados y terminan cruzándose en otro momento y en otro libro con otros prófugos.
De esa forma se crea en conjunto, historias reales con escenarios ficticios, dando un toque de genialidad a toda la obra de esta autora, detalle que la convierte en una narradora única en su género.
Si a eso le sumamos el lenguaje sencillo y dulce que Marta emplea en todas sus novelas, se convierte en un coctel imposible de rechazar. Corriendo el riesgo de sucumbir ante toda sus obra leyendo una novela tras otra.

Todos sus personajes poseen un poder mágico que nos envuelve atrapándonos.
Están bien descritos, con grandes historias detrás, ya que la autora no deja ni un solo detalle en manos del azar.
Cada personaje, cada detalle de sus vidas y cada rincón de la preciosa Ribanova, dotan a la historia de una extraordinaria belleza.

Otra característica de esta autora, son los juegos que hace y que dan el toque real a sus obras.
Sus personajes en algún momento se cruzan con otros carismáticos que formaron parte de nuestra historia más reciente y en esta ocasión veremos desfilar entre otros a Truman Capote, Humphrey Bogart o Lauren Bacall.

En la boda de Kate veremos cerrar algunas historias de su novela Que 20 años no es nada.
Aunque no era necesario hacerlo ya que en esa obra las historias principales quedan más que cerradas, reconozco que siempre es agradable volver a tener noticias de personajes ya conocidos por nosotros y creados por Marta rivera, aunque solo sea de forma breve.

Si queréis sumergiros en la excelente obra de esta autora, cualquiera de sus libros os resultará ameno.
La boda de Kate junto con el Inventor de historias se han convertido en dos de mis preferidas.

Cualquier otro escritor con este argumento obtendría únicamente una obra simple, del montón, en cambio Marta Rivera manipula las historias de sus personajes convirtiéndolas en una única historia que atrapa a la vez que entretiene haciendo disfrutar al lector.

Así que como habréis visto no he querido centrarme en detalles concretos de este libro, he preferido hacer una reseña general para no destripar nada.
Me doy por contenta si os empujo a leer esta bonita historia y más aún, si consigo acercaros hasta esta excelente autora.


domingo, 7 de octubre de 2012

El inventor de historias de Marta Rivera de la Cruz


Sinopsis:

Cuando Linus Daff tuvo que idear una excusa creíble para salvar a dueño del hostal donde se hospedaba, de las iras de su esposa, descubrió que tenía un don especial al que dedicaría el resto de su vida: inventar historias. Hasta él acudieron gentes de las más distintas clases sociales, víctimas de las encorsetadas normas del Londres victoriano, con un mismo fin, recomponer un pasado, montar una nueva vida o adecentar una oscura fortuna. Su gran imaginación, unida a un innato conocimiento de los comportamientos humanos le facilitaron prestigio, fama y dinero. En Cuba inventará su última y más importante historia, la de su nueva vida.

En esta novela volvemos a retomar personajes de Ribanova que iniciaron su singladura en ´Que veinte años no es nada´, en especial a Juan Sebastián Arroyo, que prestará una desinteresada ayuda a Linus Daff en su afán por conducir a buen puerto los deseos de su último cliente.

Opinión:

Nota de la autora.

"El inventor de historias se publicó previamente con el título de Linus Daff, inventor de historias.
Cuando fue editado, el libro pasó prácticamente desapercibido para el público y para la crítica. Como consecuencia, desapareció en poco más de un mes para instalarse en esa especie de limbo al que van los libros que no han encontrado su lugar en el mundo.
Los editores saben que rescatar los libros del olvido es un ejercicio arriesgado, y casi siempre poco rentable".



Cuando empecé a leer el libro y leí la Nota de la Autora, me dí cuenta, que era un libro que había pasado por muchas dificultades para recuperarlo del almacén de los libros olvidados de la editorial.
Por eso y porque siempre me he considerado defensora de las causas perdidas, cuando termine de leerlo me propuse hacer una crítica a conciencia, y de esa forma, poder contribuir difundiendo un libro que para mi ha sido uno de los mejores libros que he leído en mi larga trayectoria como lectora.
... Era un libro que merecía ser rescatado de nuevo.
Y por suerte, por el azar o por el destino, hoy podemos disfrutar de esta gran novela

Cómo siempre hay un momento ideal para cada cosa y para cada libro, en esta ocasión he decidido crear dos críticas.
Una versión extendida para los que os gusta profundizar en los detalles y una versión abreviada, para los que os gusta en todo momento ir al grano.
En vosotros está el poder y la capacidad de decidir.

Versión Extendida.
  
De todos los libros que he leído de Marta Rivera hasta ahora, este es para mí, sin duda el mejor.
Se desarrolla con un ritmo pausado, utiliza un lenguaje sencillo y ameno, prescindiendo de elementos que pueden resultar artificiales y eso da a su obra un efecto muy natural, resulta una historia simple pero intensa.
Con un argumento muy original y entretenido, Marta teje a la perfección la trama, con esa agilidad que la caracteriza, donde entrelaza las historias de los personajes con la vida del protagonista y termina convirtiendo como he dicho anteriormente un relato simple en una obra extraordinaria.
Llena esa narración con personajes apasionantes, tanto entrañables como extravagantes, los cuales a su vez podrían ser protagonistas de sus propias novelas, porque detrás de cada uno se esconde una vida intensa y emotiva. Son personajes muy carismáticos de los que marcan y no dejan al lector imparcial.
El argumento gira en torno a un personaje, Linus Daff, alguien que nos sorprende por su gran capacidad para inventar mentiras e historias y del negocio que creará basado en la venta de ese don.
Un individuo que nos deleitará con cada historia y hará que simpaticemos con él desde el primer momento.
Haremos un viaje, donde acompañaremos a Linus por el Londres Victoriano, por la habana y para los que conocemos las obras de Marta Rivera, por nuestra querida Ribanova.
Tras un tercio del libro más o menos y tras relatar varias historias de nuestro protagonista, la narración se centrará en un relato en concreto, en un personaje y en los motivos que tiene para recurrir al inventor de historias. Y sobre todo en como este último se las ingeniará para crearla, desarrollarla y sobre todo, intentar llevarla a buen fin.
Lo que más me ha gustado de este libro son los guiños que ha utilizado la autora citando a personajes y hechos históricos. Porque consigue que los protagonistas interactúen con esos sucesos y la novela toma un aire más real y cercano al lector.
También me ha entusiasmado el hecho de reencontrarme con un personaje entrañable de otra novela de Marta, Juan Sebastián Arroyo, personaje emblemático, bondadoso por naturaleza que aparece en Que 20 años no es nada.
Una novela que cuando la terminas te quedas con ganas de más.
Uno de esos libros que perduran en el recuerdo a pesar del paso del tiempo y sobre todo, de los que no pararás de recomendar a todo aquél que se cruce en tu camino.

Versión Abreviada.

Una historia sencilla y original que se convierte en un verdadero placer el leerla.
Sobre todo es una historia de Gallegos plagada de guiños de la autora hacia otros de sus libros y que mezcla con acontencimientos históricos que cita brevemente.
Totalmente recomendable.


sábado, 14 de abril de 2012

La importancia de las cosas de Marta Rivera de la Cruz


Sinopsis:

La pacífica existencia de Mario Menkell, un tímido profesor universitario autor de una única y exitosa novela, cambia de golpe cuando tiene que hacerse cargo de los efectos personales de su inquilino, Fernando Montalvo, que acaba de suicidarse. El atribulado Menkell descubrirá que el piso del que es propietario está abarrotado de los objetos más variopintos: una colección de vitolas de puros, un lote de gramolas antiguas, porcelanas, miniaturas, huchas de cerámica, soldados de plomo... Tras el desconcierto inicial, Menkell entenderá que las cosas de Montalvo pueden ser un generoso guiño del destino, que por una vez parece haberse puesto de su parte. Ayudado por Beatriz, la mujer a la que ama en secreto desde hace años, Mario Menkell será capaz de reconstruir la misteriosa existencia de Fernando Montalvo y encontrará así una historia excepcional que puede brindarle la gran oportunidad de su vida.

Opinión:

Y como siempre Marta Rivera consigue atraparme...
Creo que es una de las mejores escritoras que he leído y este libro en concreto, hasta ahora, me parece que sobresale de entre los suyos.
Lo que me sorprende muchísimo es el concepto que tengo y tenemos muchos lectores sobre la forma de escribir de Marta.
Creemos, como he dicho anteriormente que es una magnífica escritora... y en cambio la crítica que apareció en el Cultural del Mundo sobre este libro, hará mas o menos dos años, fue devastadora.
La persona encargada de hacer la correspondiente crítica dejó claro, que no le gustaba el libro y el resto que había leído de ella, tampoco.
Por suerte para los amantes de los libros de Marta Rivera, eso no la hundió y ha seguido deleitándonos con su maravillosa forma de escribir.

Lo que voy a decir, es algo que digo siempre cuando hablo de Marta Rivera, una escritora que me apasiona.
Marta utiliza un estilo sencillo que atrapa con facilidad al lector desde las primeras páginas. Siempre terminas identificándote con algún personaje o con alguna de las situaciones que recrea.
Ésta en concreto, es una novela muy interesante, con una trama bien urdida y con unos personajes fascinantes.

Mario Menkell, el protagonista, es un hombre sencillo con una gran dosis de inseguridad y que ha terminado acostumbrándose o resignándose a una existencia monótona y solitaria, a pesar de los elogios recibidos por la publicación de su única novela.
Fernando Montalvo, es otro de sus personajes dignos de mención. Logra restar protagonismo a Mario según vamos descubriendo los entresijos de su vida.
Una vida que vamos reconstruyendo poco a poco, a través de los objetos que deja en la casa tras su suicidio.
En la historia van interviniendo otros personajes mas como Beatriz, el rector de la universidad, algunos estudiantes que pertenecen al entorno de Mario y personajes que se cruzaron en algún momento en la vida de Fernando Montalvo.
Cada uno tiene una historia y esa historia termina apareciendo cuando se cruzan los personajes principales con ellos...

Los que os habéis leído el libro diréis... no menciona nada importante sobre Mario Menkell, sobre beatriz... pero de esta forma obligo a leer el libro a los que no lo han hecho. Solo puedo deciros que hay una bonita historia.


Para no enrollarme más diré que es un libro altamente recomendable, con un poquito de intriga, unas historias de amor preciosas, con personajes entrañables y alguno que otro mezquino...
Real como la vida misma.


miércoles, 25 de enero de 2012

Que veinte años no es nada de Marta Rivera de la Cruz


Sinopsis:

El famoso escritor Cósimo Herrera, eterno candidato a un Nobel que no llega nunca, decide retirarse a Ribanova, una pequeña ciudad de provincias apartada y brumosa. Allí conocerá a Luisa, una muchacha veinte años más joven y que desde el primer momento sentirá por el forastero un amor tan apasionado como imposible. "Que veinte años no es nada" no es solo la crónica de este amor irrealizable, sino también un lúcido relato de iniciación y una sugerente novela de comunidad, con un elenco de personajes secundarios tan rico que cada uno de ellos merecería su propia novela. Marta Rivera de la Cruz nos sorprende con su habilidad para descubrir detrás de cada suceso una historia extraordinaria, con su narración a veces tierna y otras irónica, pero siempre comprensiva, y con su capacidad para crear un mundo narrativo propio, en un tiempo casi mítico que nunca acaba de definirse.

Opinión:

Empezaré diciendo que no es un bestseller ni una novela para premio nobel, pero es que los lectores no necesitamos eso, queremos historias sencillas pero que conecten con nosotros. En esta historia lo que sí encontraréis, es una narración muy agradable de leer y que se aleja de lo común.
Hay que decir que en los libros de Marta Rivera, los personajes no son pocos. Por ese motivo, se van presentando al lector de forma tranquila, sin agobiar, al tiempo que cuentan sus vidas. Esas tramas se entrelazan de forma magistral con las de otros personajes y al final, terminan dando vida a la maravillosa ciudad de Ribanova.
La mayoría de las novelas de esta autora, tienen algo especial, y es que sus personajes, los habitantes de esa bonita ciudad citada con anterioridad, no desaparecen tras pasar la última página. Son personajes que permanecen vivos de una novela a otra, porque no es difícil volver a encontrarlos si decidimos continuar leyendo la obra de Marta.

Es una obra narrada con un ritmo pausado pero que no resulta para nada aburrida. Con una historia central de amor preciosa, que engancha, y con unos personajes que podríamos denominarlos por hacerlo de alguna forma, como secundarios aunque imprescindibles, de los que luego no puedes olvidarte.
En fin, una lectura muy gratificante, inolvidable y emotiva...


martes, 3 de enero de 2012

La vida después de Marta Rivera de la Cruz


Sinopsis:

Victoria lleva en Nueva York la que parece una vida envidiable: da clase en la universidad, tiene un marido rico y un impresionante ático. Cuando recibe la noticia de la muerte de Jan, su mejor amigo, regresa a Madrid para asistir al funeral. Allí se encontrará con Chloe, antiguo amor de Jan; con su hija, la rebelde Solange; con Marga, su esposa; con su suegra, Shirley... Cuatro mujeres que nunca creyeron que su amistad con Jan fuese del todo sincera.La vida después viaja por el complicado mapa de los sentimientos, donde hay lugar para los conflictos, los celos y la envidia, pero también para el cariño y la lealtad.


Opinión:

Una novela no tiene por qué ser redonda para que impresione a sus lectores.
Tiene que tener un argumento creíble, sólido y unos personajes que no parezcan artificiales ni excesivamente estereotipados.
Desde el punto de vista técnico, la obra, tampoco tiene que rozar la perfección.... pero hay algunas como ésta, que parece que tienen una marcada personalidad que se vuelca en el lector.
A estas alturas solo puedo decir, que me ha encantado el libro.

La protagonista, Victoria, es un personaje sublime. La historia cobra vida alrededor de ella y de sus reflexiones. Unos pensamientos que rozan muchas veces el sarcasmo, y menos mal, que quedan sólo en eso... en pensamientos.
Los personajes como menciono arriba resultan normales. Tan cercanos, que muchas de las situaciones sientes que las has vivido, pero eso no quiere decir que resulten estáticos ni estereotipados. Porque otro dato que hace interesante este libro, es precisamente, la evolución que experimentan todos estos personajes a lo largo de la historia.


También es interesante hacer hincapié en la vitalidad del argumento y en el tema central del libro.
¿Por qué nos resulta tan difícil creer, que un hombre y una mujer puedan tener únicamente una relación basada en la amistad, sin necesidad de que haya sexo por medio?

Es como ya habréis deducido, una preciosa historia sobre amistad y lealtad, dos cosas que considero que deben estar imprescindiblemente unidas.
También se habla sobre el dolor del que pierde a un amigo.
Una historia sobre como ven y viven la vida, mujeres de distintas edades...
Pero, sobre todo, es una historia con un final redondo que perdurará en vuestro recuerdo.