Actualizada 26/06/2017

Saga del cabo Holmes de Carlos Laredo

Mostrando entradas con la etiqueta Isabel Allende. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Isabel Allende. Mostrar todas las entradas

miércoles, 22 de enero de 2014

El juego de Ripper de Isabel Allende


Sinopsis:

La novela recuerda a las mejores historias de los maestros del suspense. Se trata de un puzle perfectamente ideado, cuyas piezas van encajando conforme se avanza en la lectura hasta su insospechado final. Con El juego de Riper, Isabel Allende da un giro a su narrativa y, con su inconfundible estilo, se atreve con una trama de investigación que demuestra su inagotable capacidad de reinvención. El libro es puro Isabel Allende y nos deleita con personajes inolvidables que emocionarán a los lectores desde la primera página. Tal como predijo la astróloga más reputada de San Francisco, una oleada de crímenes comienza a sacudir la ciudad. En la investigación sobre los asesinatos, el inspector Bob Martín recibirá la ayuda inesperada de un grupo de internautas especializados en juegos de rol, Ripper. «"Mi madre todavía está viva, pero la matará el Viernes Santo a medianoche", le advirtió Amanda Martín al inspector jefe y éste no lo puso en duda, porque la chica había dado pruebas de saber más que él y todos sus colegas del Departamento de Homicidios. La mujer estaba cautiva en algún punto de los dieciocho mil kilómetros cuadrados de la bahía de San Francisco, tenían pocas horas para encontrarla con vida y él no sabía por dónde empezar a buscarla.» Como en sus anteriores novelas, a través de esta historia se abordan temas universales como la ecología, defensa social, racismo, marginación, la generación hippy, el mundo gay, las medicinas naturales, la relación mente-cuerpo...

Opinión:

Supongo que a estas alturas a nadie le pasará desapercibido el nombre de Isabel Allende.
Autora que ha tocado varios géneros a lo largo de su ya larga carrera como escritora.
Una excelente narradora que ha sufrido algunos altibajos a lo largo de su trayectoria literaria, pero que en lineas generales, es poseedora de unas de las obras más sólidas de la literatura hispanoamericana.
Lo que más me ha sorprendido, es que en esta ocasión se ha decantado por el género policíaco, haciendo su debut en esta categoría con la novela de la que vengo a hablaros hoy El juego de Ripper.
Una apuesta muy arriesgada con la que Isabel Allende se une a la lista de autores que cambian de registro, al igual que lo hizo en su día J. K. Rowling, abandonando los géneros que en su día les dieron tan buenos resultados.

Con esta novela me surgen sentimientos contradictorios.
No puedo decir rotundamente que no me haya gustado, ya que en determinados momentos la maestría en la forma de narrar me ha hipnotizado, pero también reconozco que algunas partes se me han hecho demasiado largas, llegando a acercarse a esa pequeña línea que existe entre el placer y el aburrimiento.
Los que me conocéis desde hace tiempo sabéis, que no me conformo con un triste "no me ha gustado" así que pasaré a detallaros lo positivo y lo no tan positivo que he encontrado en esta novela, para que vosotros decidáis si la leéis o no, ya que sólo vosotros poseéis el poder de decidir.

La forma de escribir de Isabel Allende es accesible y resulta sencillo seguir la trama.
Lo que considero un error es que ha hecho unas descripciones demasiado extensas de los personajes, que más que descripciones detalladas parecen biografías.
La autora cambia la estructura de la clásica novela policíaca, centrándose en la vida de los protagonistas en vez de centrarse más en el desarrollo de la investigación.
De esa forma intenta dar más protagonismo a la vida familiar de los personajes, a la vez que hace un intento de despistar al lector, pero tantos datos terminan eclipsando la trama policíaca que se convierte en algo secundario.
De no haberse excedido tanto con las descripciones, este detalle de adentrarse en el género policíaco desde otro punto de vista, habría podido convertir esta novela en algo más que una lectura entretenida.
También os quiero mencionar que el avance de la novela me ha resultado demasiado lento, ya que como os he dicho, con las descripciones nos vamos más o menos a la mitad de la novela y el tema del asesino y su investigación terminan relegados a un segundo plano.

Algo muy acertado ha sido la elección del tema central.
Mezclar los juegos de Rol con novela policíaca y un asesino en serie.
Pero aquí llega otro pequeño error, desconozco quién le ha asesorado sobre los juegos de Rol, pero lo que ella detalla en la novela no es eso.
Lo que ella nos muestra simplemente son chicos que se reunen a través de Skipe para seguir el caso de un asesino en serie real que actúa en su ciudad e intentar descubrir su identidad.
Lo único de Rol que hay son los nick que utilizan y el perfil que se crean los jugadores, de ahí proviene el nombre de Juego de Rol (Role-playing game, literalmente juego de interpretación de papeles)

Otra cosa que tampoco me ha llegado a convencer del todo, es la forma en que relaciona los crímenes del asesino en serie con la protagonista de la novela.
Como ya habréis leído la sinopsis sabréis que la protagonista es hija de un detective, digamos que el nexo estaría creado.
Niña que juega a intentar descubrir quién es el asesino de unos casos que lleva su padre.
Pero la autora no se conforma con eso y crea otro asesinato que se relaciona de forma más directa y personal con la protagonista.
Hasta aquí todo podría resultar normal.
Habrá quién pueda pensar que es una elección acertada llevar la historia hacia ese punto, pero a mí me parece que ese giro hace que la historia se sostenga con alfileres.
Demasiadas coincidencias, incluso me arriesgo a decir que hay detalles que carecen totalmente de lógica.
Otra detalle inverosímil es que el padre filtre de manera consciente, datos de una investigación en curso a su ex suegro y a su hija adolescente, pero bueno, cosas más raras se han visto.

Por decir algo más positivo sobre la novela que equilibre la balanza os diré, que a partir de la mitad la obra mejora de forma considerable.
La narración se vuelve más ágil y se lee en un suspiro ya que termina atrapando al lector.
Isabel Allende hace uso en este momento de un as que guardaba en la manga y que no es otro que la excelente narrativa a la que nos tiene acostumbrados.
Sobre el final os diré que la forma de concluir la novela me ha parecido muy acertada, aunque quizás en este punto si que podría haberse extendido un poquito más.

Por último sólo me queda añadir que tras leer la novela y observar detenidamente la portada quizás la novela fuese más destinada a un público Juvenil. Todos sabemos lo complicado que es catalogar una obra, lo que para unos puede ser policíaca para otros puede ser simplemente una novela con algo de intriga.
En este caso la obra podría ubicarse perfectamente en la sección de Juvenil.