martes, 16 de diciembre de 2014

Los crímenes de la calle Morgue de Edgar Allan Poe

Sinopsis:

Un brutal asesinato de dos mujeres.
La brigada de investigación no encuentra forma de averiguar los hechos. M. Dupin, tras una investigación y deducciones lógicas, ofrece una explicación extraordinaria.
Cuento policial de detectives considerado el iniciador del género, que alcanzaría su auge con Sherlock Holmes (de Arthur Conan Doyle).
Dupin inaugura el razonamiento lógico deductivo y las bases del género policial.



Opinión:

Los crímenes de la calle Morgue escrita en 1841, está considerada como una de las primeras novelas policíacas.

La historia narra el asesinato de dos mujeres de forma extremadamente violenta.
Poe reta al lector con este relato, ya que deja las suficientes pistas y detalles a lo largo de la narración, para que el lector se inmiscuya en el caso y asuma a su vez, el papel de detective, en el vano intento de descubrir quien es el autor de los hechos.
Desde el primero momento seremos testigos del ambiente tétrico y misterioso que caracteriza toda la obra de este escritor, al igual que de su genialidad de sobra conocida por todos los amantes de la novela gótica. En esta ocasión, con tal solo 60 páginas consigue que la mente y la imaginación del lector se disparen.

Una novela única que sirvió de ejemplo para otros escritores, no solo de esa época, por varios motivos.
Edgar Allan Poe, con su personaje Dupin, creo las pautas que luego seguirían otros escritores como Conan Doyle con su aclamado Sherlock Holmes, por citar alguno.
Novelas con un gran misterio desde el principio, una trama cargada de pistas y detectives que resolvían los casos haciendo alarde de grandes dotes de deducción, imaginación o lógica. En otras palabras, introducción al misterio, desarrollo de la trama y resolución del caso.
También el misterio que se esconde tras las páginas de este relato, un crimen en una habitación cerrada por dentro, ha servido de ejemplo para crear otras muchas obras. La última sin ir mas lejos de Sophie Hannah y su exagerado Poirot.

El único pero que se le puede poner a ésta narración breve son las primeras seis o siete páginas, donde se hace una breve introducción sobre el poder analítico y la deducción, pero el resto resulta totalmente brillante.
Un relato breve muy recomendable e indispensable para todos los amantes del thriller o de la novela policíaca.

Mi puntuación: 7/10

domingo, 14 de diciembre de 2014

Trilogía Los crímenes de Kronberg Annelie Wendeberg

La sonrisa del diablo (Los crímenes de Kronberg 01)
Sinopsis:

En el verano de 1889, cuando un cadáver con síntomas de la enfermedad del cólera aparece flotando en los depósitos de agua de Londres, Scotland Yard solicita la ayuda del doctor Anton Kronberg, el más eminente epidemiólogo del reino. Pero el riesgo de infección no va a ser su principal problema. Primero, porque hasta el lugar se ha desplazado un detective asesor de la policía llamado Sherlock Holmes, quien de inmediato descubre su gran secreto: Anton es en realidad Anna, y el engaño acerca de su identidad, caso de hacerse público, la llevaría a la cárcel. Pero, sobre todo, porque tras el caso se esconde una conspiración criminal que podría hacer tambalear los cimientos de la Inglaterra victoriana.

Opinión: La sonrisa del diablo (Los crímenes de Kronberg 01)

Dicen que en muchas ocasiones un libro termina llevando a otro.
Eso es precisamente lo que me ha ocurrido en esta ocasión.
Tras finalizar con el libro Los crímenes del monograma donde Sophie Hannah recuperaba al detective Hercules Poirot, ¿por qué no decirlo? sin mucho éxito. El azar me llevó hasta éste otro, donde de nuevo, se recupera a un detective famoso. En esta ocasión el resucitado será Sherlock Holmes.

Este libro que da comienzo a una trilogía que llevará el título de Los crímenes de Kronberg, tendrá como protagonista al Doctor Anton Kronberg. Tras la apariencia de este eminente doctor, tenemos en realidad, a una mujer deseosa de practicar la medicina, en una época, en la que no estaba muy bien visto, que las mujeres ocupasen puestos relevantes y menos en una sociedad tan conservadora como era la de la Inglaterra victoriana.

Este libro al igual que el anterior reseñado, Los crímenes del monograma, no son para tirar cohetes, pero no cabe duda que La sonrisa del diablo me ha parecido más entretenido que el de Sophie Hannah.

Lo primero que me llamó la atención es la introducción que hace su autora. En el prefacio nos indica que la historia se basa en unos diarios que encontró en una vieja casa heredada. Se detalla que ha variado los nombres de algunos protagonistas y bla, bla, bla... Supongo que se trata más de marketing que de realidad...

Hay muchos detalles fundamentales para que un libro destaque. Uno de ellos, no digo que sea el más importante, es que el argumento resulte realista. En este caso la historia de fondo resulta totalmente creíble, no puedo decir lo mismo sobre la historia de la protagonista. Pero ese detalle equilibra la balanza y da un ligero toque de intriga a la trama.

La novela como ya he comentado no es gran cosa, pero entretiene y ayuda a pasar el rato. No se hace pesada y resulta agradable encontrar entre sus páginas a un Sherlock Holmes algo más humanizado, menos misógino que el que aparece en los libros de Conan Doyle y que por una vez prescinde del consumo de sustancias alucinógenas. También es interesante ver como una mujer, en este caso Anna Kronberg compite en inteligencia y sagacidad con él.

No puedo añadir mucho más porque el libro no es muy extenso. No llega a las doscientas páginas, así que tendremos que esperar a la segunda parte para ver si realmente merece la pena seguir con la serie o no.

Una lectura sencilla...

Mi puntuación: 6/10

sábado, 6 de diciembre de 2014

Los crímenes del monograma de Sophie Hannah

Sinopsis:

Londres, 1929.
Hércules Poirot está cenando en el café Pleasant cuando una mujer irrumpe en el local y le confía que alguien está a punto de matarla. Le ruega que no investigue, pues con su muerte, dice, se habrá hecho justicia.

Unas horas más tarde, tres personas son asesinadas en un elegante hotel londinense. Poirot no puede evitar involucrarse en el caso, pero, mientras él se esfuerza en ordenar todas las piezas, el asesino se prepara para volver a matar.



Opinión:

Cuando comencé con este libro lo hice con un poco de temor, Agatha Christie y el inolvidable Poirot, habían dejado el listón muy alto.
Me daba algo de miedo y eso que la fama de Sophie Hannah la precedía ya que es conocida por todos los amantes de la novela de Intriga-Thriller, pero... ¿Sabría dar ese toque de misterio tan característico que envolvía todos los escenarios visitados por el gran genio de la deducción Hercules Poirot?
Era una apuesta muy arriesgada, tanto para la autora que tomaba el relevo como para los lectores.

Lo primero que destaca es el acabado que la editorial Espasa ha dado a la novela.
Le han redondeado los cantos imitando un cuaderno de notas y eligiendo para la portada un fondo negro donde destaca el dorado. Resultando una edición muy cuidada y elegante.

Mi mayor duda era, ¿Sophie Hannah habrá conseguido dar el toque especial que Agatha Christie aportaba en todas las tramas de sus novelas detectivescas? ¿logrará crear la atmósfera donde todos los personajes eran posibles sospechosos?...

Pues No a la primera pregunta y Sí a la segunda.
Lamentablemente no llega a estar a la altura de la genialidad de la gran dama del misterio: Agatha Christie.

El libro se deja leer, pero no me convence...

El primero fallo...

Sustituye al eterno compañero de Poirot, Arthur Hastings por otro policía de Scotland Yard, Edward Catchpool.
Para mí, Hastings sería para Poirot como el Dr.Watson para Sherlock Holmes... La pareja formaba un tandem perfecto no veo motivo para romperlo...

El peso de la historia recae en estos dos personajes, Poirot, como no podría ser de otra manera y Catchpool. Este nuevo agente se mueve bajo el lema... Siempre se consigue más información si se aviene a respetar los deseos de los demás. lo cual le convierte en un títere al que mangonean todos los personajes con los que se cruza y no resulta un lema muy eficaz si el que lo piensa es un policía que tiene que lidiar a diario con delincuentes...

El segundo fallo...

No aparece ni una sola descripción sobre Poirot, como las que nos tenía acostumbrado Agatha Christie... Sophie Hannah prescinde totalmente de descripciones y al prescindir de eso se pierde el placer de los detalles...

El tercer fallo...

El argumento está bien... pero la trama da demasiados giros.
Supongo que estaréis pensando que ese es un ingrediente esencial en una novela policíaca... Pues no, aquí llega a aburrir tanto cambio...
Yo lo definiría como una cebolla.
En la primera capa tenemos unos sospechosos y las primeras pesquisas sobre el crimen...
En la segunda capa mantenemos los sospechosos.... pero se nos muestra como el escenario varía ligeramente...
En la tercera capa... se añaden más sospechosos a la trama, y se agregan de nuevo más pruebas...
En la cuarta... los sospechosos entran y salen de escena... y de paso van tirando por tierra lo descubierto hasta el momento.
Así podríamos continuar... Cada vez que hace esto recalca todos los datos que tenemos, y nos recuerda lo que ya sabíamos, convirtiendo la lectura en pesada y farragosa.

Conclusión... Al final parece que ni la autora sabe donde ni como va a terminar la historia. Obviamente cada vez que modifica algo, Poirot anima a Catchpool a pensar y lograr deducir hasta donde ha llegado él en sus investigaciones...
Sophie Hannah marea tanto el argumento, que el pobre Poirot, en varias escenas llega a perder el equilibrio amenazando con caerse... ¡No me extraña! Vamos hacia atrás y hacia adelante, en demasiadas ocasiones, dando vueltas y vueltas al argumento... Eso haría perder el equilibrio a cualquiera.

La historia aparece narrada en primera persona a modo de recuerdos por el que se supone que debería ser el encargado de llevar el desarrollo de la investigación, Catchpool. Pero el chico falla más que una escopeta de feria.

Otro fallo más...

Todos sabemos que Poirot era por decirlo de alguna manera, algo especial, incluso en algunos momentos llegaba a rozar la prepotencia... pero este nuevo Poirot, tiene ese rasgo demasiado exagerado. Parece que incluso disfruta con el grado de suficiencia con el que trata a cuantos se cruzan en su camino...

Otro detalle a tener en cuenta es la extensión de este libro que tiene aproximadamente 368 páginas. Lo más normal en la obra de Agatha era encontrar novelas que rondasen las 250 páginas, salvo excepciones... quizás Hannah, de haber prescindido de algunas vueltas habría satisfecho más a los lectores y se habría acercado a la genialidad de la creadora de Poirot, que no necesitaba de reiteraciones para lograr la maestría.

Bajo mi punto de vista, Sophie Hannah ha fallado estrepitosamente con esta novela.

Mi puntuación: 5/10

viernes, 28 de noviembre de 2014

Diez días de julio de Esteban Navarro

Sinopsis:

El inspector Simón Leira, de la policía nacional, acaba de salir de la Academia de Policía. Su primer destino es la comisaría de un pequeño pueblo del interior del Estado, denominado Santa Margarita. El quince de julio todos los jefes, incluido el comisario, cogen las vacaciones de verano. Durante la segunda quincena de ese mes, Simón será el jefe absoluto de la comisaría. La tarde del 15 de julio, una patrulla detiene a una prostituta acusada de tráfico de drogas. La mujer es ingresada en los calabozos. Media hora después aparece muerta, desconociendo las causas. El furgón que la traslada al tanatorio se pierde durante seis horas, sin que haya explicación del motivo del retraso. Cuando llega el cuerpo de la chica al tanatorio, cualquier vestigio que ayude a esclarecer su muerte ha sido borrado. Al cuerpo le han limpiado las uñas y le han sacado los dientes... El inspector Simón Leira dispone de diez días para averiguar quién mató a la chica, estando seguro de que ha sido alguien de la comisaría. Serán los peores diez días de julio de su vida... Vertiginosa novela de acción, narrada en primera persona y que hará que no despegues los ojos del libro hasta saber qué ocurre en Santa Margarita.

Opinión:

Este libro bajo mi punto de vista, tiene tantas cosas positivas como negativas.
En vosotros está la decisión de incorporarlo a vuestra biblioteca o no hacerlo.

Voy a intentar exponeros lo más significativo que he encontrado en ella.

El argumento:
Me ha parecido bastante original.

Desde el principio quedamos enganchados en la trama, intentando averiguar datos o pistas que nos señalen al posible asesino...
En ese aspecto la historia está bien construida.
La novela va aumentando poco a poco en intensidad e intriga. Las pistas que apuntan al asesino son tan descabelladas que en un principio consigue despistarnos.
Detrás de cada personaje ves un posible asesino con sus motivos y cuando logras eliminar sospechosos, descubres que estás totalmente equivocado... aunque lamentablemente quedando bastantes páginas para llegar al final ya conozcamos quien es el asesino.

La forma de narrar:
Quizás este punto es lo que menos me ha gustado.
Esteban Navarro utiliza demasiadas repeticiones de algunos datos de interés o explicaciones.
Eso repercute negativamente en el lector. La primera vez que me ocurrió, retrocedí en la lectura para ver si se trataba de una sección del libro que estuviese duplicada, pero no. Tan solo se trataba de la misma explicación a modo de resumen...
La calidad de la versión digital de Amazon... lamentable, ya que está cargada de faltas de ortografía.


Información que se aporta:
Supongo que todos conoceréis el hecho de que Esteban Navarro, forma parte del Cuerpo Nacional de policía. Eso es otro punto que juega a su favor.
Conoce los entresijos y funcionamiento de una comisaria española, y en este libro, esos datos aparecen explicados de forma amena.
Estamos demasiado influenciados por series policíacas extranjeras, donde se nos da una información totalmente engañosa, ya que se basan en legislaciones ajenas y métodos de trabajo adulterados. Por ejemplo pruebas forenses, cuyos resultados finales conllevan mucho tiempo, aparte del coste que supone realizarlos. La realidad es mas complicada de lo que nos cuentan.
No está nada mal que conozcamos esa información tal y como es, aquí y en el resto de países.

El final:
Pues quizás un pelín precipitado...

Considero que no es una novela redonda, que tiene sus fallos. Tampoco creo que sea una obra única, pero se lee con facilidad y resulta entretenida.
En ocasiones merece la pena sumergirnos en una lectura que no nos obligue a estar en un constante ir y venir al diccionario o ha tener que estar 'memorizando' la trama.

Yo por mi parte voy a continuar leyendo otros libros de este autor, le doy un voto de confianza. ¿El motivo? Que en ningún momento me he llegado a aburrir. Me ha hecho pensar... y eso es otro punto a su favor.

Mi puntuación: 5/10

viernes, 21 de noviembre de 2014

Elizabeth ha desaparecido. Emma Healey

Sinopsis:

Una heroína inolvidable que te hará reír y llorar.

«Sin noticias de Elizabeth». Maud está convencida de que su amiga ha desaparecido, pero nadie le cree. Tiene setenta años y su contacto con la realidad no es el mismo de antes. Hay papelitos por toda la casa: listas de la compra y recetas, números de teléfono, apuntes sobre cosas que han ocurrido. Es su memoria de papel, que impide que Maud olvide las cosas. Y ahora tiene en sus manos una nota con un simple mensaje: «Elizabeth ha desaparecido». Es su letra pero no recuerda haberla escrito. ¿Qué le ha sucedido? Maud está segura de que su amiga podría estar en peligro. Encontrarla se convierte en una obsesión que la lleva a rememorar la desaparición de su hermana en Londres durante la Segunda Guerra Mundial.

Opinión:

Quiero dar las gracias a la revista digital InMagazine y a la editorial Duomo ediciones por enviarme esta novela.

¿Cómo resuelves un misterio cuando no recuerdas las pistas?

Cuando leí la sinopsis de la novela, obvie sin querer un dato importante. 
Me salte de forma inconsciente, la edad de nuestra protagonista. Por ello me creé una idea equivocada sobre el argumento de la novela.
Pensé, que se trataría, simplemente, de una mujer que inicia una investigación, para descubrir el motivo por el que su amiga ha desaparecido. 
Ahora me alegro de haber cometido ese error de lectura. 
Me encontré con algo totalmente nuevo entre manos. Una novela totalmente distinta, fuera de lo corriente. 

Todos solemos leer antes de comenzar un libro, la sinopsis... 
Pero de esta forma, hallé una novela que parecía reescribirse según pasaba las hojas.
Una novela muy interesante que trata la enfermedad de Alzheimer, con un respeto riguroso. 
Nos hará reír con las ocurrencias de su protagonista. Pensar, intentando averiguar que objeto es el que nos está describiendo y emocionarnos, al ver el deterioro que sufre Maud, a lo largo de 312 páginas.

Nos encontramos ante una novela con tres historias en su interior. Dos de las cuales están cargadas con altas dosis de suspense.

Una de esas historias, es la vida actual de Maud. 
En ella nos muestra como se desenvuelve con su enfermedad. Como es el día a día de estos enfermos y de las personas que les rodean. Como avanza a pasos agigantados esa odiosa enfermedad.
Confusión entre presente y pasado, y como esa extraña realidad se entremezcla con sus recuerdos. Bolsillos llenos de notas, de recordatorios por toda la casa... En definitiva... Una memoria de papel.

Las otras dos historias nos introducirán en una investigación algo limitada. Ya que nuestra entrañable detective tiene muy pocos recursos para descubrir la verdad. Lo único que conserva al cien por cien es su perseverancia.
Una de las historias es la de Suki, la hermana de Maud, que desapareció cuando ésta era aún muy niña y que ahora Maud ve de nuevo recuperada, a consecuencia de la desaparición de su amiga Elizabeth.

El misterio en esta novela, está tratado de una forma muy inteligente ya que invita al lector a participar en la investigación. 
Ese suspense que se crea entorno a las desapariciones, se enriquece con las pistas que se dan a lo largo de la narración. Saltando de un hilo a otro y mostrándonos las dudas que llegan a surgir en algún momento, en la mismísima Maud. 
En ese momento, es donde entramos a participar nosotros en la investigación. 
Ante las dudas que nos causa la protagonista, empezaremos a pensar en la posible solución de los misterios. intentado aprovechar esa pequeña oportunidad que nos brinda la autora de deducir donde se esconde la verdad en toda esta historia.

Como veis una novela muy recomendable. 
Dos investigaciones, dos hilos de suspense, alrededor de un personaje al que tomaremos cariño desde el principio. Nos emocionará, nos hará reír y mantendrá el suspense hasta el final.

Para finalizar, una observación...
Aunque en la sinopsis aparece que nuestra protagonista tiene setenta años, algunos datos en el interior del libro, nos demuestran que esa edad realmente, Maud la sobrepasa... Dejo en manos del lector un pequeño reto, averiguar la edad real que tiene esta entrañable anciana...

Opinión: 8/10

miércoles, 12 de noviembre de 2014

Ritos funerarios de Hannah Kent

Sinopsis:

Basada en la historia real de la última mujer decapitada en Islandia, acusada del brutal asesinato de dos hombres, Ritos funerarios es una novela de suspense y de pasiones íntimas con el trasfondo del paisaje helado de la Islandia del siglo XIX. Agnes, mientras espera la hora de su ejecución, es confinada en la granja de un matrimonio y de sus dos hijas. Horrorizada, la familia ni siquiera quiere hablar con ella. Tan solo el joven ayudante de un pastor intenta comprenderla y salvar su alma. A medida que sus conversaciones progresan y el invierno deja su huella, el dilema se afianza: ¿fue Agnes culpable o no de los terribles hechos de que la acusan?



Opinión:

Nos encontramos ante una historia de ficción basada en hechos reales...
Creo que basta con leer la sinopsis para hacernos una idea clara del argumento de la novela. Sobra decir entonces, que desde el principio conoceremos el final. Pero eso no debería restar interés a la historia si la misma, está bien narrada y estructurada, ya que al conocer de antemano el final, nos centraríamos en otros detalles.
¿Quién es realmente esa mujer condenada a muerte por dos asesinatos?
¿Qué hay detrás de ella?
¿Cual es su historia?

La historia está narrada en varios tiempos que se irán alternando a lo largo de la novela.
Un narrador en tercera persona nos relatará todos los acontecimientos que suceden alrededor de la figura de Agnes, mientras que en primera persona leeremos los pensamientos de la protagonista. A través de esos pensamientos y de las conversaciones que mantiene con el joven pastor designado para salvar su alma, iremos conociendo a la verdadera Agnes.

La novela no es para tirar cohetes. Esperaba bastante más, después de haber oído comentarios donde la ponían por las nubes.

Simplemente es la crónica de los últimos meses de esta mujer, última ajusticiada en Islandia.
Su lectura, no la considero ni siquiera entretenida, simplemente se deja leer de forma sencilla, sin aportar mucho más.
Tiene más fallos que aciertos y el suspense que se cita en la sinopsis no es tal, ya que como he mencionado anteriormente conocemos el desenlace con solo leer el resumen.

Tanto la forma de narrar, como la de describir acontecimientos, me ha parecido demasiado fría. Una narración demasiado plana y simple.
Al limitar el relato o centrarlo mayoritariamente, en esos últimos seis meses de vida de la protagonista, la narración resulta forzada, ya que se pierde la posibilidad de desarrollar escenas, ambientes, escenarios, o simplemente aportar datos, que habrían resultado de interés para el lector, si se hubiese profundizado más en ellos, o el periodo que abarca la historia fuese más amplio.
De esa forma el resto de personajes de la novela quedan relegados a un segundo plano y hay algunos que habrían aportado datos muy interesantes.
Según mi opinión, la autora, no ha sabido transmitir pasión a lo que narra y enganchar al lector. Hay más pasión en la descripción de la sinopsis, que en el resto de la novela que parece una redacción.

Los saltos temporales abundan y si el lector anda un poco despistado en ese fragmento puede perderse dentro del relato. Hay que estar constantemente pendiente de si son los recuerdos o pensamientos de Agnes, o bien, es el narrador omnisciente el que se encarga de narrar en ese momento.
El personaje principal no logra conectar con el lector, no he sentido ni empatía con la protagonista ni con ningún otro personaje, a pesar de lo que vayamos descubriendo...

A lo largo de toda la obra se nos irán dando datos, aunque muy por encima, sobre los asesinatos, sobre las víctimas y asesinos, al igual que se nos mostrará la opinión de la sociedad. También considero que hay un abuso de tópicos en la historia, pero como siempre digo, es una percepción mía que no tenéis por qué compartir.
Sobre el título... La elección no me ha parecido acertada, aun sigo dándole vueltas para encontrarle sentido.

Conclusión:
Una novela que comienza muy bien pero que a medida que pasas las hojas pierde intensidad. Son de esos libros que se leen sin más y que empiezas a olvidar según los terminas.

Creo, quizás me equivoque, que esta novela va a pasar por nuestro país sin mucho reconocimiento, al contrario que en los países anglosajones donde, según comentan, ha conseguido un éxito arrollador.

Por decir algo a su favor... Lo más destacable en esta novela, es conocer el modo de vida en Islandia a mitad del siglo XIX.

Mi puntuación: 6/10